Pinacoteca

Retrato de dama. Rogier Van Der Weyden. National Gallery . Washington. 
La dama no nos mira, ni siquiera se sabe mirada (¿admirada?). Reflexiona, observa atentamente hacia adentro, no hay un punto fijo porque la totalidad no se encuadra en un lugar y lo hace tan intensamente que incluso sus pensamientos están a punto de ser transparentes pero los oculta su fino rostro de burguesa flamenca, sus formas que también son un velo que oculta y revela a un tiempo, y nos deja como siempre: haciendo divagar nuestros ojos anhelantes y atentos en su geometría superficial que sugiere, sugiere, pero sólo eso, sugiere.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...